Versiones de otros

Javier Adúriz dirige Traducciones del Dock, una colección con cinco títulos editados hasta ahora: Poesía erótica, de Charles Baudelaire; La hora verde, de Charles Cros;Por ínfimas finuras, de Emily Dickinson; La poesía de la tierra, de John Keats; y Treinta sonetos, de William Shakespeare.


A modo de muestra, acá abajo hay uno de los treinta sonetos de Shakespeare, traducido por Javier junto a su hijo, Agustín Adúriz Bravo.



Mi amor es igual a una fiebre

Mi amor es igual a una fiebre, siempre en deseo

de aquello que alimenta más la enfermedad,

nutriéndose de aquello que hace durar el mal

para satisfacer el incierto, enfermizo apetito.


Mi razón -este médico del amor, indignado

de que sus prescripciones no se cumplan-

me ha dejado, y yo sin esperanza afirmo ahora:

el deseo es un morir que desdeñó la ciencia.


No tengo cura, ahora que perdí la razón

con inquietud perpetua, furiosamente loca;

mis pensamientos y discursos son propios de un demente,

sin verdad, divagantes, neciamente expresados;


porque creí en tu belleza y te pensé brillante

a ti, negra, como el infierno; como la noche, oscura.